DS Busuit - Premium Business Template for Joomla!

POR MÉXICO HOY: LAS TAREAS INMEDIATAS PDF Imprimir Correo electrónico
Sábado 21 de Marzo de 2015 22:23

Cuauhtémoc Cárdenas.

  • El pasado 22 de noviembre nos reunimos aquí para presentar el documento Por México hoy, en el que se plantea la necesidad de superar los actuales problemas del país y llegar, si así se decidiera democráticamente, a la formulación de una nueva carta constitucional.

  • No es cuestión sencilla eso de redactar una nueva Constitución. Se requiere de varios pasos, entre ellos:

    • tener claro un proyecto de nación,

    • tener igualmente claros los cambios o contenidos constitucionales que demandaría el marco constitucional de un nuevo proyecto,

    • precisar los cómos, las estrategias, los caminos para llegar a la discusión y aprobación de un proyecto de nueva Constitución,

    • presentar el proyecto a la nación y, lo más difícil,

    • construir una fuerza política mayoritaria que impulse el proyecto y logre su aprobación mediante procedimientos democráticos.
  • Todas nuestras constituciones han sido producto de procesos revolucionarios o de decisiones dictatoriales. Entre las primeras están la Constitución de Apatzingán, de José María Morelos, del 22 de octubre de 1814; la de 1824, que instituye la república; la liberal de 1857; y la de la Revolución Mexicana de 1917. Entre las segundas, están principalmente las Bases Orgánicas de 1836, impuestas por la dictadura de Santa Anna, y bien podemos afirmarlo, el texto constitucional que nos está rigiendo en la actualidad, al que se le han borrado la esencia reivindicatoria del 17 y los avances sociales de la Revolución, que es producto del golpe de Estado legislativo completado por las mayorías pusilánimes y entreguistas del Congreso en diciembre del año pasado.

  • Nos toca, por tanto, construir un gran encuentro plural que impulse los cambios que requiere el país, que reclama el pueblo, que mueva conciencias y articule una amplia unidad social y política. Desde ningún punto de vista estoy proponiendo una alianza electoral. Bienvenidos, sí, los legisladores que decidan sumarse a nuestro proyecto de cambio progresista y democrático.

  • Al ir constituyendo este encuentro plural, iremos creando las condiciones para enfrentar la regresión que vive México, contribuyendo a frenar la violencia y a volver a la razón a un gobierno que con cínica indiferencia ha venido asumiendo los costos políticos de sus decisiones y salidas autoritarias ante los problemas que lo confrontan.

  • Nos corresponde hoy dejar claras ante el país y la gente, nuestras posiciones sobre los problemas relevantes, tanto los de la coyuntura actual, como los que deban atenderse en el mediano y largo plazos.

    • Es urgente detener la violencia, erradicar la corrupción y la impunidad. En esta tarea, considerar la participación coordinada de los tres Poderes y de los diferentes órdenes de gobierno, de la sociedad organizada, de los sectores académico, educativo, económico, de la salud, de los medios de información, de le gente a partir de su actividad laboral y su lugar de residencia, etc.

      • Resulta indispensable empezar con el saneamiento del sistema judicial, de la Suprema Corte para abajo.

      • Es necesario rediseñar las corporaciones policiacas, creando instrumentos de control civil y parlamentario de los órganos de inteligencia del Estado, y crear un sistema policial nacional con facultades, competencias y concurrencias bien definidas (como lo ha propuesto Alejandro Encinas).
    • En ningún momento debe cesar el reclamo de que se presenten con vida los estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala. La demanda a la autoridad es que se establezca plenamente la verdad sobre lo acontecido y se haga justicia de acuerdo a la ley, llegue a donde llegue y toque a quien quiera que toque. Seguir las rutas del dinero sucio podrían contribuir a esclarecer el caso.

      • Lo mismo puede decirse del caso de Tlatlaya, de los asesinatos de decenas de periodistes, de miles de desaparecidos, etc.

      • Desde  aquí exigimos la inmediata liberación de Mario Luna y Fernando Jiménez, voceros de la Tribu Yaqui, arbitrariamente detenidos en la cárcel de Hermosillo.

      • El mismo reclamo hacemos respecto al doctor Juan José Mireles.
    • No puede desconocerse que la salida de Carmen Aristegui de MVS es un asunto de interés público e, independientemente de lo que se diga, además de manifestar nuestra solidaridad con ella y el equipo de comunicadores que la acompañan en este conflicto, el incidente se inscribe como uno más de la serie de actos autoritarios de gente del gobierno, cuando se hace luz sobre hechos de corrupción que los involucran. Habrá entonces que preguntarse: ¿quién o quienes siguen?

    • Formalmente se ha iniciado un proceso electoral para renovar la Cámara de Diputados, titulares de Ejecutivos, congresos locales y autoridades municipales en varias entidades. Al mismo tiempo, grupos diversos se han pronunciado por llamar a no votar, a anular el voto, a votar en blanco, otros a votar por candidatos ya postulados pero escribiendo su nombre fuera del partido correspondiente, otros más, a votar por candidatos y sus respectivos partidos.

      • Considero que todas las posiciones son válidas. Cada quien decide qué es lo adecuado, habrá quien quiera una posición unitaria, pero el discrepar en este caso, lo que debe respetarse, por ningún motivo debe ser razón para dividirse, ante la necesidad prioritaria de enfrentar con fuerza los otros graves problemas del país.
    • Es preciso revertir las contrarreformas de los artículos 25, 27 y 28 constitucionales recurriendo a todos los medios posibles. Uno de ellos es el de la iniciativa popular, a la que tenemos derecho. Habrá que organizarse para impulsar este procedimiento, que va a implicar generar una importante movilización popular.

    • Dirigiéndome en particular a nuestros legisladores, quisiera proponerles preparen una iniciativa que establezca que cualquier reforma constitucional aprobada ya por el Congreso y avalada por las legislaturas locales, para entrar en vigencia, debiera ser sometida a una consulta ciudadana que le diera la aprobación definitiva o el rechazo y su anulación, dando así fuerza y respaldo a estas reformas.

    • La Ley de consulta popular debe garantizar que la ciudadanía pueda ser efectivamente consultada cuando así lo decida en el marco de la ley. Además de recurrir a todos los medios legales para llevar a cabo las adecuaciones necesarias, deben seguirse todos los procedimientos que puedan presentarse a la Corte Interamericana de Derechos Humanos  para revertir la absurda e injusta decisión de la Suprema Corte que nos negó este derecho, a pesar del sustento de más de seis millones de ciudadanos.
  • Para las tareas de mediano y largo plazos, debemos pensar en desatar una amplia discusión, por todo el país,

    • sobre el proyecto de nación que aspiramos a edificar,

    • un serio análisis sobre los cambios que se requiere efectuar a nuestra Constitución,

    • sobre los cómos, es decir, las estrategias para llegar a esos cambios, y, al tiempo de todo lo anterior,

    • desarrollar las articulaciones necesarias para llegar a constituir la mayoría política que dé respaldo social para el alcance de estos objetivos.
  • Se cuenta ya con planteamientos importantes sobre un proyecto progresista y democrático de nación; sin embargo, conviene revisar y actualizar esos planteamientos y al respecto quisiera proponerles empezar a formar grupos de trabajo sobre algunos temas –una lista que les agradeceré puedan complementar con sus propuestas-, en relación a los cuales daré los nombres de compañeros que nos van a ayudar a integrar los grupos, sin jerarquías, por todo el país –contamos con que cada quien pueda agregarse al grupo de trabajo de su interés, poniéndose en contacto con los compañeros cuyos nombres doy a continuación-:

    • Reformas constitucionales y estrategias para instrumentarlas: Porfirio Muñoz Ledo.

    • Energía: Sergio Benito Osorio y Manuel Muñoz.

    • Política internacional: Carlos Heredia.

    • Territorio, ciudad, vivienda: Roberto Eibenschutz y Emilio Pradilla.

    • Campo y agua: Félix Hernández Gamundi.

    • Trabajo y empleo: Saúl Escobar.

    • Política indigenista: Leonel Durán.

    • Cultura: Eduardo Vázquez y Marco Rascón.

    • Educación: Enrique Calderón Alzati.

    • Comunicación: Carlos Lavore.
  • Tenemos pendientes propuestas de compañeros que empiecen a formar grupos de trabajo sobre otros temas, entre ellos:

    • Política económica y hacendaria.

    • Políticas sociales.

    • Medio ambiente y los demás que ustedes puedan proponer, hoy o más adelante.
  • Desde luego, puede y debe haber grupos de trabajo por todo el país, con estos mismos temas o los de mayor interés regional o local. La visión desde fuera de la capital sobre temas nacionales e internacionales es sumamente importante. En las tareas que tenemos por delante no debe haber exclusividades.

  • Pienso en dos grupos que conviene considerar si ya se forman o esperamos un poco,

    • uno que vaya preparando el proyecto para revertir legalmente, por la vía de la iniciativa popular, las reformas a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales en materia de energía, que ausculte las posibilidades de organizar la campaña para reunir los requisitos que en este caso marca la ley y en su caso, proponga tiempos y caminos a seguir;

    • el otro, con finalidades similares, que vaya preparando las iniciativas correspondientes al cambio de la Ley de consulta popular.
  • Por otro lado, una de las tareas más importantes será la de acercarnos y de ser posible articular nuestra actividad con otros grupos, con los que encontramos o encontraremos afinidades, más estrechas o más amplias. Les pediría que cada quien pensara en cómo ayudar para establecer contactos y en su caso se propusiera para buscar los acercamientos con:

    • Quienes sabemos que trabajan ya en proyectos de nueva Constitución, como nuestros amigos Javier Sicilia y el Obispo Raúl Vera.

    • Grupos empresariales.
    • Gente de la cultura.

    • Jóvenes y medios universitarios.

    • Ambientalistas.

    • Grupos defensores y promotores de los derechos humanos.

    • Mexicanos del exterior.
  • Una de las tareas en la que todos debemos contribuir, será el acercamiento con grupos diversos de la sociedad, con organizaciones sociales y políticas, con gente de los partidos políticos, con quienes sabemos que por distintas razones se han distanciado de la militancia política, para formar la mayoría que es indispensable para impulsar los cambios de modelo económico, social y político que con visión progresista y democrática reclama nuestro país. Para empezar a integrar los grupos que se aboquen a esta importante tarea, les pido hacer contacto con nuestro compañero Alejandro Encinas.

  • Con objeto de ordenarnos y recibir la información que se vaya reuniendo sobre quienes integran grupos de trabajo, contactos y propuestas de contactos en diferentes partes del país, avances de trabajos, propuestas de visitas o de encuentros con grupos determinados, etc., les propongo que como una secretaría técnica de este espacio que el 21 de noviembre llamamos Por México hoy, se considere a la Fundación para la democracia y que ahí se concentre toda la información (Diego Rivera 140, San Ángel Inn, Delegación Álvaro Obregón, D. F. Código postal 01060. Tel. 6553 2261. e.mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

  • Como ven no es corta ni fácil la tarea que tenemos por delante. Pero podemos afirmar desde ahora, que haciendo bien las cosas, México tiene para sus múltiples problemas, salida legal y pacífica.